El ozono es un gas altamente oxidante, inestable y activo, que está compuesto por tres moléculas de oxigeno, y es casi dos veces más oxidante que el cloro. El uso de ozono en el tratamiento y desinfección del agua se da en función de que tiene algunas ventajas respecto al cloro y otros desinfectantes.

  • Desinfección rápida y eficiente
  • Corto tiempo de vida, se descompone en oxigeno sin dejar residuo
  • Se genera en sitio
  • Puede ayudar a la coagulación

La forma más común de generar ozono es a partir de aire seco o previamente enriquecido en oxigeno mediante un concentrador, al cual se le aplica voltaje de alta frecuencia.

Posteriormente el ozono se incorpora al agua, mediante un inyector venturi o mediante burbujeo.

Algunas de las aplicaciones del ozono son:

  • Embotelladoras
  • Agua potable en residencias y comercios
  • Piscinas
  • Lavado de alimentos
  • Hospitales
  • Acuacultura
  • Oxidación y eliminación de hierro y manganeso
  • Torres de enfriamiento
  • Agua de desecho

Los generadores de ozono Osmofilt están fabricados con materiales y componentes de alta calidad,  lo que garantiza una operación eficiente y confiable

En Osmofilt le podemos ayudar a seleccionar el equipo de ozono adecuado a su proceso, no dude en contactarnos.

Compra aquícart store